Restricción calórica y longevidad: Lo que hay que saber | Purovitalis

ENVÍO GRATUITO | EE.UU. $75 / UE €50 Entregado derechos pagados

Restricción calórica y longevidad: una estrategia respaldada por la ciencia

restricción calórica y longevidad, una guía y una estrategia respaldadas por la ciencia

El ser humano lleva mucho tiempo buscando formas de prolongar su vida. Desde los relatos épicos de la antigua Grecia hasta los éxitos de taquilla y las novelas más recientes, el anhelo de inmortalidad ha sido un tema recurrente a lo largo de la historia. Sin embargo, a diferencia de los relatos fantásticos de antaño, el secreto de una larga vida no es una poción mística, sino la adopción de hábitos saludables. Según la ciencia, una de las formas de prolongar la vida es restringir el consumo de calorías. En este artículo, analizamos cómo ingerir menos calorías puede ayudarte a vivir una vida más larga y feliz y cómo practicarlo de forma segura y sostenible. ¡Sumerjámonos en Restricción calórica y longevidad!

¿Qué es la restricción calórica?

Imagínese poder ralentizar el proceso de envejecimiento y potencialmente vivir más tiempo ¡simplemente comiendo menos! Este es el concepto en el que se basa la restricción calórica: consiste en reducir la ingesta de alimentos por debajo de las necesidades corporales normales sin provocar desnutrición.

De este modo, puede reducir gradualmente su tasa metabólica en reposo. Esto significa que su cuerpo necesita menos energía para las funciones esenciales. Con el tiempo, el metabolismo pasa a un estado de menor energía. Puede ralentizar el envejecimiento y favorecer la longevidad.

Restricción calórica y longevidad

Para entender cómo se relacionan la restricción calórica y la longevidad, primero es importante conocer los procesos de envejecimiento. Actualmente, la mayor parte del mundo científico está de acuerdo en dos teorías: la teoría del ritmo de vida y la teoría de los radicales libres. Cuál de las dos es más exacta sigue siendo una incógnita. Aun así, no cabe duda de que ambas aportan valiosos conocimientos sobre este fascinante proceso.

La teoría del ritmo de vida

¿Se ha dado cuenta alguna vez de que los animales más grandes tienden a sobrevivir a los más pequeños? Pues bien, este fenómeno ha inspirado la teoría del ritmo de vida. La investigación sugiere que la tasa metabólica de un animal, que determina la velocidad a la que quema energía para mantener funciones corporales esenciales como la respiración y la circulación sanguínea, está estrechamente relacionada con su esperanza de vida.

Curiosamente, los animales más grandes tienen en realidad tasas metabólicas más bajas, lo que indica que unas "tasas de vida" más lentas podrían ser el secreto de una larga vida.

teoría de la tasa de vida con restricción calórica

Figura 1: Según la teoría de la tasa de vida, los animales más grandes viven más que los más pequeños porque sus tasas metabólicas son más lentas. (imagen de Harvard Edu)

La teoría de los radicales libres

Otra teoría importante que arroja luz sobre la relación entre la restricción calórica y la longevidad es la teoría de los radicales libres. Tal vez se haya dado cuenta de que, a medida que la gente envejece, acaba sucumbiendo a enfermedades como las cardiopatías, los trastornos neurodegenerativos o el cáncer. ¿Por qué ocurre esto?

La respuesta puede estar en un grupo de átomos o moléculas altamente reactivos llamados radicales libres. La teoría de los radicales libres propone que nuestro cuerpo produce de forma natural estos alborotadores, que pueden dañar las proteínas, el ADN y el tejido adiposo. Este daño se acumula con el tiempo y acaba provocando el envejecimiento.

Sin embargo, hay un giro: potencialmente podríamos ralentizar el proceso de envejecimiento reduciendo la producción de radicales libres mediante un metabolismo más lento.

Restricción calórica y longevidad: la teoría de los radicales libres

Figura 2: Según la teoría de los radicales libres, el ADN, los tejidos grasos y las proteínas del organismo pueden resultar dañados por átomos o moléculas altamente reactivos conocidos como radicales libres. Es posible que estos daños se acumulen con el tiempo y provoquen el envejecimiento. (imagen de Harvard)

Quizá se pregunte: ¿dónde entra en juego la restricción calórica? Está demostrado que reducir la ingesta de alimentos puede reducir la tasa metabólica. Al fin y al cabo, si se come menos, el cuerpo tiene que procesar menos. A menudo, esto también conduce a la pérdida de peso, lo que significa que se necesita menos energía para mantener la masa corporal reducida.

Esto podría ralentizar el proceso de envejecimiento al disminuir el daño causado por los radicales libres. Pero aquí viene lo mejor: algunas especies ya han mostrado una disminución de los radicales libres con la restricción calórica, y hay pruebas de que también podría reducir el daño a las proteínas y al ADN. Por lo tanto, la restricción calórica no sólo podría ayudarle a vivir más tiempo, sino que también podría mantenerle joven durante más tiempo.

Beneficios de la restricción calórica

Existen numerosas pruebas de que reducir la ingesta de calorías beneficia el envejecimiento y la salud metabólica. Se necesitan más investigaciones para comprender plenamente este prometedor concepto. Incluso ahora, podemos ver los efectos positivos. He aquí un par de ejemplos.

Longevidad: Al reducir las calorías, los investigadores han observado aumentos significativos de la esperanza de vida que van del 50% a la friolera del 300% en estudios con animales. Aunque se necesitan más estudios, ¡se cree que los humanos también pueden beneficiarse! Se ha descubierto que quienes practican la restricción calórica entre los 20 y los 65 años añaden entre 1 y 5 años más a su esperanza de vida, y que la adopción temprana conduce a una longevidad aún mayor.

Antienvejecimiento: Ralentizar su ritmo metabólico puede ayudar a mejorar la eficiencia energética de su organismo y reducir el daño oxidativo. No sólo eso, sino que también puede retrasar la acumulación de las molestas células senescentes, que pueden causar todo tipo de síntomas relacionados con la edad. Además, incluso fomenta la autofagia, un proceso que ayuda a renovar y reparar las células defectuosas.

Quizás también te guste: Espermidina y autofagia: todo lo que necesitas saber

Mejor función inmunológica: En un fascinante experimento de dos años que exploraba los beneficios de la restricción calórica, los investigadores descubrieron una notable mejora en la función de la glándula del timo. A medida que los individuos envejecen, la glándula del timo se encoge de forma natural, lo que provoca un descenso en la producción de linfocitos T y un debilitamiento general del sistema inmunitario. Sin embargo, cuando los participantes en este estudio restringieron su ingesta calórica en un 25%, su glándula tímica en realidad creció a lo largo del ensayo.

Restricción calórica: Métodos

Como puede ver, la restricción calórica tiene muchos beneficios. Pero es importante entender que simplemente comer menos (o no lo suficiente) no hará el truco. De hecho, al intentar reducir la ingesta calórica sin pensar mucho, puede hacer más mal que bien. He aquí los mejores métodos para lograr la restricción calórica.

Ayuno intermitente

Esta práctica dietética de moda consiste en limitar estratégicamente su ingesta de alimentos durante determinados periodos de tiempo, ya sea saltándose el desayuno, ayunando durante un día entero o cualquier otra cosa intermedia. Al reducir sus calorías totales, podría cosechar una tonelada de beneficios para la salud, como un mejor metabolismo, pérdida de peso e incluso una mayor longevidad.

Es importante tener en cuenta que el ayuno intermitente proporcionará beneficios más estables y duraderos sólo cuando se practique de forma constante.

Dietas convencionales

Podría decirse que la forma más popular de reducir la ingesta de calorías es a través de las dietas convencionales. Con este método, debe fijarse en su consumo medio de calorías y reducirlo entre un 10% y un 40%. En este caso, es importante planificar comidas con un alto contenido en nutrientes.

Programar las comidas

Otra opción para reducir la ingesta de calorías es la alimentación restringida en el tiempo. Esta tendencia alía tus comidas con los procesos metabólicos naturales de tu cuerpo. La idea es sencilla: consumir la mayor parte de los alimentos durante el día puede aumentar tus niveles de energía, mantener tu cuerpo en equilibrio y aprovechar al máximo tus actividades diarias. Por el contrario, si comes mucho por la noche, puedes estar almacenando más energía de la que realmente necesitas.

Entonces, ¿cómo se puede saber qué método es el mejor? La ciencia no tiene respuesta a esto. Parece que no hay un método en particular que ofrezca más beneficios que otro. Eso significa que la restricción calórica y la longevidad no funcionan con un enfoque único. Antes de decidirse a probar uno de los métodos, debe consultar con un médico. En función de sus necesidades específicas, podrá elegir entonces entre las tres opciones.

Por supuesto, es mucho más fácil implantar el ayuno intermitente o la alimentación restringida en tu estilo de vida. Contar las calorías y medir la ingesta de nutrientes es una tarea que lleva mucho tiempo, por eso las dietas restrictivas en calorías no son lo más adecuado para las personas ocupadas.

Aquí encontrará más trucos para la longevidad.

Practicar la restricción calórica de forma segura

La restricción calórica sólo puede ser beneficiosa si se practica de forma segura. Independientemente de si prefiere el ayuno intermitente, la alimentación restringida en el tiempo o el recuento de calorías, debe asegurarse de que sigue recibiendo una nutrición adecuada. Recuerde: el objetivo final es vivir una vida más larga, más sana y más feliz, y una alimentación adecuada desempeña un papel muy importante. Al empezar:

  • Acuda a un profesional sanitario. Si no tiene experiencia con la restricción calórica, es fácil quedarse atrás en la nutrición esencial. Para evitar este problema, acude a un profesional que pueda guiarte en el proceso y asegurarse de que tu cuerpo recibe todas las vitaminas y nutrientes que necesita.
  • Prueba una dieta integral rica en fibra. Una de las mejores formas de reducir la ingesta diaria de calorías es decir adiós a los alimentos procesados. En su lugar, opte por una dieta rica en nutrientes que incluya abundantes alimentos de origen vegetal. Esto es importante para su salud en general
  • Revisa tus bebidas. Te sorprendería ver la cantidad de azúcar (y calorías) que contienen. Mantenerse hidratado es importante, no hay discusión. Pero procura limitarte al agua. Tampoco hay nada malo en tomar té o café, siempre que no añadas azúcar u otros edulcorantes.

Restricción calórica y envejecimiento - Conclusión

Envejecer es inevitable, pero eso no significa que no puedas tomar medidas para que tu vida sea más larga y saludable. Cuando se trata de nuestra dieta, la mayoría de nosotros nos centramos en los beneficios inmediatos, como caber en ese viejo par de vaqueros o evitar un estómago hinchado. Sin embargo, lo que ingerimos hoy puede influir significativamente en la duración y la calidad de nuestra vida en el futuro.

Para saber más sobre los mejores consejos y trucos de longevidad, como la terapia de frío, visite nuestro blog.

suplementos premium Tecnología liposomal fabricado en la UE Probado en laboratorios de terceros

¡Experimente la vida al máximo porque se merece lo mejor! ¡Pruebe los suplementos Purovitalis!

Comparte:

Imagen de Purovitalis News

Noticias de Purovitalis

Cerrar

¿Por qué suscribirse?

Al tomar suplementos, la constancia es la clave. Puede llevar un tiempo ver los resultados, por eso el servicio de repetición es rentable.

*en la mayoría de los países europeos. Consulte la política de envíos.